Hacia el sur!

Donde estabamos? Ah si, hacia el sur.

Retomo un poco la escritura porque cada vez que voy a la biblioteca con la intencion de escribir en la pc, alguna mano invisible me lleva a ver “Lost” de nuevo. Prioridades.

Asi que ahora escribo desde el celu, sepan disculpar los errores ortogarficos.

Después de ver ese maravilloso amanecer salgo de viaje, de nuevo siguiendo las curvas que bordean el mar. Y como sigo en el Este el panorama es el mismo. La ruta del este no es la ruta mas turística del país ya que no tiene ninguna “gran” atracción para gastar billete billete. No tiene termas, no tiene Mordor, pero tiene ese “no se qué”. Es muy pacífica, y no por bordear al pacífico, sino porque todo lo que ves contagia cierto grado de tranquilidad. Casi terapéutico diría.

Fotito de por ahí

Entonces el esquema es el mismo: viajo 15 minutos y paro a sacar fotos a lo loco, canalizando mi turista interior. Y asi podria resumir todo este viaje pero algo más tengo que escribir, no?

Desciendo aun más, rumbo sur. Foto. Manejo. Como arroz con atun. Manejo. Foto.
Y cuando llega la noche trato de encontrar un hueco para estacionar el auto y dormir. Legalmente, obvio. Y te sorprende porque hasta el lugar mas básico es mas que decente y tiene baños limpios.

Sigo viajando… y llego. No llegué a destino, mas bien llegué al primer lugar que Google Maps escribe con letra un poco mas grande… como para decir “esto es una ciudad”. Digo, gran pueblo. Porque ciudades las contas con los dedos de las manos y el resto son pueblos con aires de grandeza. Nueva Zelanda esta vacio, no hay gente en ningun lado, con suerte te cruzas un auto en la ruta… pero eso ayuda a sentirse en un lugar lejano. Desolado, digamos.

Gisborne.

El primer pueblo en el que paro es Gisborne. La arquitectura es muy simple, casas bajas, no vas a encontrar un edificio ni en pedo. Y el centro son un par de cuadras. Relajado como el solo. Y entre jardines botanicos, playas y cascadas paso un par de días acá.

Hasta que decido seguir viaje porqur el nomade interior se desespera un poco. Y si, adivinaron: por la costa. Hacia el sur. Ahora ya empiezo a cruzarme lugares bonitos con nombre.

Península Mahia, donde me pegue un chapuzon en invierno porque dale que vá.

Shine falls, una de las cascadas mas lindas que ví, y el parque en el que se encuentran es realmente mágico.

EL PARQUE MAGICO, que te dan ganas de correr por ahi escapando de Nazguls o algo asi

Y llego a la segunda ciudad, esta con un poco mas de forma de ciudad pero para mí sigue siendo un pueblo.

Napier.

Ya empiezo a encontrar lugares que hacen que me pregunte por que no decidí viajar antes. La ciudad es hermosa, e imagino que de gente con guita porque ví cada auto que no te imaginás. Tiene edificios “antiguos” muy bonitos en perfecto estado. Cerca de ella esta el bello Cabo Kidnappers, y a pesar de tener dias de lluvia fui para el Te Mata peak, donde me moje como un infeliz y decidi comprar ropa apropiada. Estoy casi seguro que compré un pantalón que tiene un agujero en el bolsillo porque todavía no entiendo como se me escapa tan rápido la plata. Pero bueno, como el nómade se desespera seguiré viajando hasta que se termine. Por la costa. Hacia el sur.

El telégrafo diario
DONUT ROBOT
Una foto bonita
Cape Kidnappers

Hacia el sur?

Pensemos… viene el invierno, muchos lugares que quiero ver van a estar cerrados, y frío. Creo. Cambio de planes entonces…

Hacia el norte!

Les debo las fotos 🙂

edit: Ya no les debo nada, giles.